Bond: 54 años de Estilo

Podemos decir sin temor a errores que de existir un personaje que se asocie eternamente con el estilo y la elegancia masculina este sería es el espía más famoso en la historia del cine: El Agente 007.

Los autos, las mujeres, el Martini (revuelto, no agitado), y los relojes son sólo algunos de los elementos que se conjugan para dar a cada actor que ha interpretado al agente la imagen clásica de James Bond y despertando un interés colectivo que va más allá de los servicios que Bond brinda a Su Majestad.

Desde el inicio de la serie de películas oficiales en el 62 con Dr. No la indumentaria de Bond ha influido en la evolución de la elegancia masculina clásica. Repasando la historia de 007 vemos que su imagen se ha caracterizado inicialmente por un esmoquin negro bastante sencillo, una camisa blanca que contraste y una pajarita negra para complementar la imagen de Bond en cada una de sus misiones. Aunque en la gran mayoría de las escenas vemos a 007 en un traje negro, la sencillez también se hace presente en las secuencias en las que usa ropa mucho menos formal, jerséis, zapatillas deportivas y en algunos casos chaquetas de cuero también son recurrentes en la imagen del agente.

En la era Craig hemos visto un James Bond bastante más audaz en este aspecto, usando incluso a usar vaqueros en algunas escenas, algo impensable en los Bond anteriores. Pero más allá del traje, todo el que haya seguido de cerca los cambios que ha vivido el personaje a lo largo de la saga pueden confirmar que el estilo de Bond lo definen los pequeños detalles. Desde Connery hasta Craig el Bond de cada actor ha utilizado accesorios que vienen siendo como la cereza en el helado en lo que se refiere a la imagen de 007, Connery, por ejemplo, complementó el look de Bond con un sombrero marrón oscuro que dio al personaje un aire sofisticado perfectamente adaptado a la época, no en vano siempre ha sido el Bond por excelencia. Si debemos de hablar de accesorios hay que hacer un apartado especial para hablar de relojes, hubo varios a lo largo de la saga, pero sin duda ninguno fue tan representativo de Bond como el Rolex Submariner que llevó en las primeras entregas de 007.

El estilo de 007 se ha convertido, para muchos hombres en general, un ideal al que aspirar, en gran parte esto justifica el peso que el personaje ha tenido desde sus inicios, sin embargo, más allá de la ropa de marcas famosas, autos de lujos y la meticulosidad de Bond, parte esencial de su estilo es la actitud que exhuma en cada una de las escenas a lo largo de la saga. Más allá de los rostros que ha tenido en poco más de cinco décadas, Bond siempre desborda confianza, casi al punto de rozar con la arrogancia, y una seguridad increíble aún cuando está siendo perseguido por un villano dispuesto a sacarlo del camino.